Archivo

30-11-2010 Cien años de Miguel Hernández

CIEN AÑOS DE MIGUEL HERNANDEZ 

El musgo de la cárcel, voraz termita de humedades,

socavó tus pulmones en cavernas de asfixia y sangre.

Mientras el íncubo probaba pedestales

te morías de carne enfebrecida y soledades.

Hay quien levanta mausoleos, cruces,

mojones de sus despojos para cuando sucumban

y los que perviven en el amor y nadie pregunta por sus tumbas.

Una larga mordaza de cajón y tachaduras

de mezquinas harpías de la historia,

ciegas y espectrales de vivir a oscuras

no han podido con tu luz ni tu memoria,

esqueléticas, grises, pellejudas,

se retuercen heladas en las sombras,

pero en el alma del pueblo hay una rosa

que aromosa florece si te nombra.

 

Rafael Amor. 28/10/10

 

Comentarios cerrados.